Zona de acción:                                                  La cuenca baja del río LLobregat

Zona de acción: La cuenca baja del río Llobregat

La cuenca baja del río Llobregat (aproximadamente 120 km2) se localiza cerca de Barcelona (NE España). Incluye numerosos pozos para la extracción de agua subterránea y dos puntos de recogida de agua superficiale para la producción de agua potable.

En esta cuenca se desarrollan tanto actividades agrícolas típicas de las áreas mediterráneas (principalmente cultivos de frutas y verduras repartidas en múltiples propiedades de pequeña extensión) como actividades urbanas e industriales. Esta zona ha sido objeto de investigación en numerosos proyectos nacionales e internacionales. Algunos de estos estudios se han centrado en investigar la calidad de agua de la zona, detectando numerosos contaminantes (incluyendo nitratos, amonio, pesticidas y una gran variedad de contaminantes emergentes) en el agua del río y sus acuíferos.

Mediante enfoques participativos, en los que se convocarán a los diferentes actores y partes interesadas (agricultores, ONGs,  consumidores, productores de agua, agencias medioambientales, administradores y gestores, legisladores, investigadores...), WaterProtect pretende establecer un nuevo modelo de gobernanza del agua en esta zona, con el último objetivo de implementar y promover el uso de buenas prácticas de gestión para prevenir la contaminación del agua y proteger así los recursos de agua potable.

Geomorfología y climatología

La cuenca baja del río Llobregat es una llanura fluvial orientada en sentido N-NW/S-SE, donde el río Llobregat divide las crestas montañosas situadas en paralelo a la línea de costa y genera un delta en su desembocadura. Esta disposición geográfica esta asociada a un predominio de vientos a lo largo de la cuenca. Durante el invierno, penetran vientos fríos del Norte, mientras que en verano, el viento de mar provoca, vientos de componente S-SW en la zona del delta y de componente S o S-SE en zonas más interiores de la cuenca. Por otro lado, su orientación S-SE (solana) le permite recibir una elevada irradiación, que contribuye a la consecución de una temperatura mediana privilegiada. Esto, junto con la influencia reguladora del mar y la protección física de las líneas de cresta de montañas y la exposición al S-SE aseguran inviernos suaves y hacen que se prolongue la estación cálida hasta los dos meses de otoño (septiembre-octubre). La pluviometría media es de 583 mm, con precipitaciones máximas durante los meses de septiembre y octubre (otoño) y mínimas durante los meses de junio y julio (verano), y precipitacones en forma de nieve de forma excepcional. Estas condiciones climáticas son muy indicadas para los cultivos que se producen mayoritariamente en el delta y la cuenca baja: huerta y frutales al aire libre y en invernaderos.

Geología

La llanura deltaica y las terrazas fluviales pertenecen al cuaternario e incluyen los depósitos fluviales del Llobregat y afluentes, los eólicos de las dunas, ahora fijados con pinos, y los depósitos que cubren las vertientes. Estos sedimentos son de muy buena calidad como tierras de cultivo por ser elevada permeabilidad y de interés para el acuífero. La utilización de las arenas y gravas como material de construcción provocó su extracción en tierras de cultivo y en el mismo cauce del río, generando graves problemas posteriores a causa del relleno de las zonas extraídas con materiales desconocidos, así como la impermeabilización de la orilla del río. El peligro de inundación de las tierras más bajas hizo que los antiguos núcleos urbanos se construyesen, excepto el Prat, en zonas más elevadas, a salvo de las inundaciones.

Hidrología

El acuífero es la unidad hidrológica básica. El emplazamiento de los acuíferos y su importancia son consecuencia de las características de los materiales y su disposición en el espacio, que los convierten en más o menos aptos para contener y hacer circular agua infiltrada, hecho que ha permitido originar el acuífero más importante de la cuenca del Llobregat y uno de los más importantes de Cataluña.  El número de pozos de la cuenca baja se sitúa por encima de los 700. La mayoría de ellos se localizan en la zona del delta, explotando el acuífero profundo con un volumen medio de extracción de 105 hm3/año. Del conjunto de extracciones el abastecimiento industrial y urbano representa más del 85 por ciento y el riego agrícola, alrededor de un 15 por ciento.

Actividad agrícola

La superficie agraria utilizada (SAU) en esta comarca es de 4.708 hectáreas que se reparten, aproximadamente, en dos mitades, una de cultivo de regadío y otra de secano. El 43 % son tierras cultivadas en régimen de propiedad. Prácticamente toda la superficie de cultivo de regadío corresponde al ámbito del Parque Agrario con una superficie de 2.938 hectáreas de las cuales el 67 % (1.969 hectáreas) se considera SAU.